En algún lugar se acumulan las imágenes que no fueron ni serán interesantes, no formarán parte de algo más grande, ni me ayudarán a recordar, ni las miraré con anhelo en el futuro. Solo fotogramas en los que no me detengo y que se van juntando en mi archivo de negativos gracias a la indiferencia.


Esto es un intento de materializar el olvido de esas imágenes, fueron abandonadas en distintos lugares y contextos durante un mes para que empiecen a descomponerse. Son el descarte, todo lo que habita detrás de una foto que vale la pena, imágenes que seguirán sin ser miradas, pero que sostienen –ocultamente- a las relevantes.

 

2020

 © 2019  by Agustina Puricelli

     All rights reserved